Back to the basics

Vuelta a la «Esencia», a las «claves» de la gestión.

En un momento como el actual, tenemos más herramientas que nunca para organizar el trabajo de los directivos y mandos intermedios de nuestras empresas. Gestores electrónicos de Tareas, Proyectos, Acciones, LLamadas, Mails, Reuniones, etc,etc…. todo es posible con estas herramientas.

Tenemos tantas herramientas que en ocasiones caemos en la tentación de «revisarlas» todas y muy frecuentemente vamos saltando de una a otra, con la esperanza de que la «próxima» que pruebe será la que va a salvar «el bajo nivel de productividad» en el que nos parece estar ( además estudios objetivos nos recuerdan que somos el país europeo con peores datos de media)

A pesar de ellas, seguimos escuchando el «no tengo tiempo», «no sé que he hecho hoy», «no se avanza en este tema tan importante»….. Todo esto nos debería hacer pensar que quizá algo no estemos haciendo adecuadamente. El «avezado» lector ya se ha dado cuenta que he puesto en negrita dos veces la palabra «herramientas» y le debo una explicación.

Quizá no sea un problema de Qué herramienta utilizar de entre las muchas que hay, sino de Cómo debemos utilizarla. Una herramienta es un instrumento o un medio para conseguir un fin, pero no es el fin. Es decir el objetivo de nuestro trabajo como directivos o mandos intermedios no es utilizar la herramienta «X» perfectamente, sino sacar provecho de ella para conseguir los Objetivos de nuestro Rol (financiero, comercial, operaciones,etc.).

Visto así la importancia no la tendrá la herramienta sino nuestra función en la empresa, y en este caso debemos recordar a los clásicos (Steven Covey, Ken Blanchard, etc,etc) y atender cuales son esos hábitos que hacen que impulsemos nuestra productividad. Tienen que ver con «distinguir lo importante de lo urgente», «planificar antes de ejecutar», «comprender la Regla de Pareto en nuestro trabajo», «saber decir no», «saber delegar», «comunicar adecuadamente», etc, etc….. Hábitos o Competencias o Habilidades como gustemos llamarlo.

Si tenemos esto presente, es decir si volvemos a la Esencia… una herramienta electrónica utilizada como apoyo nos ayudará a apuntalar nuestra productividad, ya que esta se encuentra en la Esencia de nuestra Función y no en la Herramienta.

Pregunte por nuestra formación para directivos y mandos¡

Contacte con nosotros aquí, le visitamos sin compromiso 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies